Cosas que debe evitar con la enfermedad degenerativa del disco: cambios en el estilo de vida y hábitos para mantener la columna vertebral saludable

Un diagnóstico de enfermedad degenerativa del disco (DDD, por sus siglas en inglés) puede ser muy intimidante al principio. Sobre todo teniendo en cuenta que esta afección afecta a la mayoría de las personas mayores de 30 años, y se acelera en deportistas que exigen mucho de su cuerpo y especialmente de su columna vertebral. Sin embargo, ¿ha terminado tu estilo de vida activo? ¡Ni mucho menos, DDD no es una sentencia de muerte! Analicemos las cosas que se deben evitar con la enfermedad degenerativa del disco y consejos sobre cómo mantener una columna vertebral fuerte y saludable.

Introducción a la DDD

Discopatía degenerativa es una afección que ocurre cuando los discos entre las vértebras comienzan a romperse debido al desgaste con el tiempo. Si bien el envejecimiento es un factor en esta afección, los deportes competitivos intensos y el levantamiento de pesas pesadas también pueden acelerar la progresión de la enfermedad del disco. Esto provoca dolor de espalda, rigidez y otros síntomas. Si bien la DDD es común en los adultos mayores, existen varios cambios en el estilo de vida y hábitos que pueden ayudar a prevenir o retrasar su progresión.

Cosas que se deben evitar con la enfermedad degenerativa del disco

Tabaquismo

Fumar es un hábito difícil de dejar, pero es importante hacerlo ya que aumenta el riesgo de enfermedad degenerativa del disco. Cuando fumas, el flujo sanguíneo a los discos espinales se reduce y esto los priva de los nutrientes que necesitan para mantenerse saludables. Esto conduce a un mayor daño a los discos, lo que puede provocar dolor de espalda crónico y otras afecciones de la columna vertebral.

Si usted es fumador, hay varias maneras de dejar de fumar. Una forma es reducir gradualmente la cantidad de cigarrillos que fuma cada día hasta que deje de fumar. Otra forma es usar la terapia de reemplazo de nicotina, como parches o chicles, para ayudarlo a sobrellevar los síntomas de abstinencia. También puedes probar la terapia conductual, que consiste en identificar los factores desencadenantes que te hacen querer fumar y encontrar formas alternativas de lidiar con ellos.

Es importante tener en cuenta que dejar de fumar no es fácil y puede experimentar varios síntomas de abstinencia, como irritabilidad, ansiedad y depresión. Sin embargo, los beneficios de dejar de fumar son numerosos, e incluyen un mejor flujo sanguíneo, un menor riesgo de enfermedad degenerativa del disco y un menor riesgo de desarrollar otras afecciones de salud como cáncer de pulmón y enfermedades cardíacas.

Concertar una cita

Rellene el siguiente formulario y nos pondremos en contacto con usted de inmediato.

Concertar una cita

Rellene el siguiente formulario y nos pondremos en contacto con usted de inmediato.

Tomar descansos de estar sentado

Estar sentado durante largos períodos de tiempo puede ser perjudicial para su salud. No solo puede provocar una enfermedad degenerativa del disco, sino que también puede causar problemas de postura y circulación. Tomar descansos frecuentes para ponerse de pie, estirarse y caminar puede ayudar a aliviar esta presión y mantener la columna vertebral sana.

Hay muchas maneras de incorporar descansos en tu día. Por ejemplo, puedes establecer un recordatorio para ponerte de pie y estirarte cada 30 minutos más o menos. También puede dar un paseo corto por su oficina o al aire libre durante la hora del almuerzo. Además, puede intentar incorporar más movimiento en su día de trabajo usando un escritorio de pie o atendiendo llamadas telefónicas mientras camina.

things to avoid with degenerative disc disease

Al tomar descansos de estar sentado, no solo puede mejorar su salud física, sino también su bienestar mental. Los descansos frecuentes pueden ayudar a reducir el estrés y aumentar la productividad, lo que le permite volver a su trabajo con la mente clara y una nueva perspectiva. Por lo tanto, la próxima vez que te encuentres sentado durante períodos prolongados, recuerda tomar un descanso y darle a tu cuerpo y mente el descanso que tanto necesitan.

Levantar objetos pesados

Levantar objetos pesados puede ser peligroso si no se hace correctamente; Puede causar lesiones en la espalda y contribuir al desarrollo de la enfermedad degenerativa del disco. Sin embargo, hay formas de levantar objetos de forma segura.

Al levantar objetos, comience por pararse cerca del objeto y colocar los pies separados a la altura de los hombros. Mantén la espalda recta y dobla las rodillas, no la espalda. Usa los músculos de las piernas para levantar el objeto, no los músculos de la espalda. Sostenga el objeto cerca de su cuerpo y mantenga la cabeza erguida. Evite torcer o doblar la cintura mientras levanta.

Si el objeto es demasiado pesado para levantarlo con seguridad, siempre es mejor pedir ayuda o utilizar una ayuda para levantarlo. Sea consciente de sus propias limitaciones físicas y no intente levantar más de lo que es capaz de levantar de manera segura. Recuerde, la seguridad siempre debe ser su máxima prioridad al levantar objetos pesados.

Cómo los levantadores de pesas pueden lidiar con la DDD

Si te apasiona levantar pesas y sufres de disco degenerativo, debes saber que tu carrera en el levantamiento de pesas no ha terminado. Sin embargo, es importante modificar su programa de levantamiento. Hay ciertos movimientos como las sentadillas y el peso muerto que deben hacerse con moderación.

Una de las cosas más importantes que hay que evitar con la enfermedad degenerativa del disco es realizar estos levantamientos de forma extremadamente intensa y en días consecutivos. En su lugar, trata de favorecer un peso más bajo y repeticiones más altas. También puedes usar resistencia acomodativa, como bandas y cadenas: estas técnicas aumentan la resistencia a medida que ganas apalancamiento a lo largo del levantamiento y son un poco más seguras para tu espalda.

Por último, considere la posibilidad de arrastrar trineos y ejercicios como los empujes de Merodeador. El uso de trineos es mucho más efectivo y seguro para la columna vertebral, teniendo en cuenta que no se realiza ninguna carga de peso durante estos movimientos. Sin embargo, no los subestimes, ¡son extremadamente desafiantes!

Cómo mantener la columna vertebral sana

Haga ejercicio con regularidad

Si bien el levantamiento excesivo y los intentos máximos de una repetición son una de las cosas más importantes que se deben evitar con la enfermedad degenerativa del disco, el ejercicio regular es una de las formas más efectivas de prevenir la enfermedad degenerativa del disco y mantener una columna vertebral saludable. Además de los ejercicios de bajo impacto mencionados, hay muchas otras actividades que puedes probar para mantener tu cuerpo en movimiento. Por ejemplo, el entrenamiento con pesas puede ayudar a desarrollar músculos fuertes que sostengan la columna vertebral, mientras que el entrenamiento en intervalos de alta intensidad (HIIT) puede mejorar la salud cardiovascular y quemar grasa. Incluso actividades como la jardinería o el baile pueden proporcionar un buen ejercicio a la vez que son agradables.

El yoga y el pilates también son excelentes opciones, ya que promueven la flexibilidad, el equilibrio y la fuerza central. Estos ejercicios pueden ayudar a mejorar su postura y reducir el riesgo de desarrollar una enfermedad degenerativa del disco. Además, hay muchos tipos diferentes de clases de yoga y pilates disponibles, por lo que puedes encontrar una que se adapte a tu nivel de condición física y preferencias personales.

Mantener un peso saludable

Mantener un peso saludable es esencial para prevenir la enfermedad degenerativa del disco causada por la presión adicional que el sobrepeso o la obesidad ejercen sobre la columna vertebral. Además de reducir esta presión y prevenir un mayor daño a los discos, perder peso a través de una dieta saludable y ejercicio tiene muchos otros beneficios para la salud, como reducir el riesgo de desarrollar diversas afecciones crónicas como la hipertensión y la diabetes tipo 2. Por lo tanto, es esencial prestar atención a lo que comes y realizar actividad física regular para mantener un peso saludable.

Llevar una dieta equilibrada también es crucial para mantener la columna vertebral sana. Además de frutas, verduras y cereales integrales, su dieta también debe incluir fuentes de proteínas magras como pescado, pollo y tofu. Estas fuentes de proteínas son cruciales para el crecimiento y mantenimiento muscular, lo que ayuda a mantener la columna vertebral. Además, es esencial mantenerse hidratado bebiendo mucha agua y evitando las bebidas azucaradas o con alto contenido de cafeína, como los refrescos o el café.

Practica una buena postura

La mala postura es un problema común que afecta a muchas personas hoy en día. Puede provocar varios problemas de salud, como dolor de espalda y enfermedad degenerativa del disco. Por ello, es fundamental mantener una buena postura para evitar estos problemas. Aquí hay algunos consejos sobre cómo mejorar su postura:

  • Siéntate y párate derecho con los hombros hacia atrás y la cabeza hacia adelante. Esto ayudará a distribuir el peso de manera uniforme por toda la columna vertebral y reducirá el riesgo de lesiones.
  • Evite encorvarse o encorvarse, especialmente cuando esté sentado durante períodos prolongados. Esto puede tensar los músculos del cuello y la espalda, lo que provoca dolor e incomodidad.
  • Si trabajas en un escritorio, asegúrate de que tu silla esté a la altura correcta y que la pantalla de tu computadora esté a la altura de los ojos. Esto ayudará a prevenir la fatiga del cuello y los ojos.
  • Tome descansos cada hora más o menos para estirarse y moverse. Esto ayudará a mejorar la circulación y reducir la rigidez en los músculos.

Terapia con células madre para la enfermedad del disco

El campo de la medicina regenerativa está avanzando rápidamente y la terapia con células madre está brindando esperanza a quienes se enfrentan a la DDD. La terapia con células madre no solo parecen tener la capacidad de regenerar los discos intravertebrales, pero las células madre tienen una capacidad única para eliminar las sustancias químicas inflamatorias. Ten en cuenta que la mayoría del dolor que experimentarás con la DDD se debe simplemente a la inflamación. Más información sobre Terapia con células madre para la discopatía degenerativa aquí.

Dormir lo suficiente

Dormir lo suficiente no solo es esencial para mantener una buena salud, sino que también puede contribuir significativamente a la salud de la columna vertebral. Cuando duermes, tu cuerpo entra en un estado de reposo y reparación, que es vital para regenerar las células y los tejidos, incluidos los de la columna vertebral. Además, los estudios han demostrado que las personas que duermen lo suficiente de manera constante tienen menos probabilidades de experimentar dolor de espalda y otros problemas de columna.

Es importante tener en cuenta que el simple hecho de dormir cualquier cantidad no es suficiente para promover la salud de la columna vertebral. Se recomienda que los adultos intenten dormir al menos 7-8 horas por noche, ya que esta es la cantidad de tiempo necesaria para que su cuerpo complete un ciclo de sueño completo. Además, es importante mantener un horario de sueño constante, ya que los patrones de sueño irregulares pueden interrumpir los procesos regenerativos que ocurren durante el sueño.

Por lo tanto, si desea mantener su columna vertebral saludable, asegúrese de priorizar dormir lo suficiente cada noche. ¡Tu cuerpo te lo agradecerá en más de un sentido!

Manejo del estrés

El estrés es un problema común que afecta a muchas personas y puede causar una variedad de problemas de salud física y mental. Uno de los síntomas más comunes del estrés es la tensión muscular, que puede provocar dolor de espalda y otros problemas. Sin embargo, hay muchas técnicas que se pueden utilizar para controlar el estrés y reducir estos síntomas.

Una forma eficaz de controlar el estrés es a través de técnicas de relajación como la meditación, el yoga o los ejercicios de respiración profunda. Estas técnicas pueden ayudar a calmar la mente y reducir la tensión en el cuerpo, lo que puede ayudar a aliviar el dolor de espalda y otros síntomas. Además, practicar estas técnicas con regularidad puede ayudar a promover la salud y el bienestar general.

Otra forma de controlar el estrés es a través de la actividad física. Se ha demostrado que el ejercicio es una forma eficaz de reducir el estrés y mejorar la salud en general. Esto puede incluir actividades como caminar, correr o nadar, así como programas de ejercicios más estructurados como levantamiento de pesas o yoga.

Mantenerse hidratado

Mantenerse hidratado es crucial no solo para mantener los discos sanos de la columna vertebral, sino también para las funciones corporales en general. Beber la ingesta recomendada de agua a lo largo del día puede ayudar a regular la temperatura corporal, mejorar la digestión y ayudar en la absorción de nutrientes.

En lo que respecta a la salud de la columna vertebral, los discos que componen la columna vertebral están compuestos principalmente de agua. La deshidratación puede hacer que los discos pierdan altura, lo que puede provocar un aumento de la presión sobre la columna vertebral y un mayor riesgo de enfermedad degenerativa del disco. Además, la deshidratación puede hacer que los discos se vuelvan quebradizos y más propensos a lesionarse. Por lo tanto, es esencial beber mucha agua todos los días para mantener la columna vertebral sana.

No pase por alto estas cosas que debe evitar con la enfermedad degenerativa del disco

En conclusión,
la discopatía degenerativa
es una condición de salud grave que afecta a un gran número de personas en todo el mundo. Si bien los cambios en el estilo de vida y los hábitos mencionados en el texto original pueden ayudar a prevenir la aparición o ralentizar la progresión de la enfermedad, hay otras medidas que puede tomar para minimizar aún más su riesgo. Si bien hay que tener en cuenta que hay ciertas cosas que se deben evitar con la enfermedad degenerativa del disco, también es útil modificar el estilo de vida e incorporar hábitos saludables.

Mantener su cuerpo en forma y fuerte es una excelente manera de retrasar la progresión de esta afección, evitar otras complicaciones de salud y vivir una vida equilibrada. Si ya le han diagnosticado una enfermedad degenerativa del disco o experimenta síntomas como dolor de espalda o rigidez, es importante que busque asesoramiento médico profesional.

Para casos más avanzados y dolorosos, considere la terapia con células madre, ya que puede ayudarlo a regenerar los tejidos de sus discos mientras combate la inflamación que causa su dolor y rigidez.

Suscríbase a nuestro ebook gratuito sobre la terapia con células madre